Manuel Yarto Blogs

Blog dedicado a noticias relacionadas con la comunicación, el periodismo y las nuevas tecnologías

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 204 seguidores

“El periodista hoy debe pensar en múltiples pantallas, soportes y dispositivos”

Posted by myarto en 16/12/2011

La Universidad Nacional de Rosario, Argentina, ofrece una especialización en Comunicación Digital Interactiva que dura siete meses, tiempo en el que los estudiantes aprenderán diseño digital interactivo, narrativas hipertextuales, redacción para medios digitales, guión multimedia, lenguajes de programación, diseño y usabilidad de sitios web, y producción multimedia.

Conversamos con Fernando Irigaray, director del posgrado Especialización en Comunicación Digital Interactiva sobre la carrera, los nuevos retos y las redes sociales.

¿Por qué los periodistas necesitan especializarse en Comunicación Digital?

Estamos viviendo el pliegue de un cambio estructural, transitando un paradigma de transición donde, como dice Roberto Igarza, no sabemos a ciencia cierta cuál es el destino aunque intentamos intuir el trayecto.La comunicación digital interactiva es un espacio de convergencia tecnológica y cultural, caracterizada por la presencia de tecnologías que afectan la producción, distribución y consumo de contenidos, la aparición de nuevas textualidades multimedia e interactivas y la difusión de nuevos paradigmas de comunicación orientado a la construcción de espacios de comunicación democráticos, participativos y colaborativos. Será difícil insertarse en el mundo para quien no pueda comprender que asistimos a procesos simultáneos de convergencia mediática, ya no sólo digital ni mediática, sino social entre las esferas empresarial, política, profesional, de contenidos y desarrollo tecnológico. De ahí que la convergencia es un proceso más cultural y transmediático que tecnológico. Una cultura en la que la circulación de la información trasciende los medios realizando intercambios comunicativos en diversos dispositivos polifuncionales. (Igarza, 2008). Cuando hablamos de comunicación digital, estamos hablando del mayor grado de conexión entre las personas en la historia de la humanidad, la hipercomunicación atraviesa cada nodo del complejo entramado sociocultural, afectivo, educativo, económico y político. Todo está mutando constantemente a gran velocidad, y hay muchas cosas que replantear como las formas organizacionales, la inserción en el mercado laboral -que incluye escenarios renovados tanto en beneficios como en posibilidades de precarización-, el uso del lenguaje, la construcción de los relatos, distribución de los contenidos, formas de lectura, corrimiento y desaparición de las fronteras profesionales, el surgimiento de nuevas figuras, perfiles y espacios, la aparición de nuevas formas de participación social, económica y política.

SE FORMA SIN UNA MIRADA CRÍTICA DE LA SOCIEDAD

¿Consideras que los estudiantes de periodismo terminan la carrera conociendo claramente lo que están pasando en los medios hoy?

Sin entrar en generalizaciones creo que los grandes problemas de la academia hoy en día es de doble pliegue, por un lado la gran distancia entre la realidad y la rutina de trabajo profesional y el desarrollo curricular de muchas escuelas de periodismo o de comunicación y, por otro, la perdida de la sustancia misma de la formación universitaria por estas unidades académicas, donde se forma solo para el mercado de trabajo sin una mirada crítica de la sociedad. En el prólogo de “Periodismo Digital: Convergencia, redes y móviles” con Dardo Ceballos y Matías Manna, reflexionábamos sobre este tema. Podemos ver cientos de publicaciones en diversos soportes, firmadas por académicos, periodistas y nuevos gurúes digitales, “donde abunda el oportunismo teórico y la fascinación por los 140 caracteres, el karma de las mismas recetas repetidas hasta el hartazgo, y el slogan convertido en hashtag”. Escasez de aportes superadores, debate, mirada crítica y análisis profundo. “La inteligencia colectiva que tanto se pondera disminuye cuando se escribe más de lo que se reflexiona, y se publica más de lo que se piensa, abundan los ‘manuales’ de para ser ‘exitosos’ en la red, las miradas reduccionistas, los análisis sesgados o descontextualizados, y el contradictorio análisis cuantitativo de la comunicación horizontal que se predica, pero no se practica Entonces, si en los medios el viejo gatekeeper capaz de moderar el gusto de las audiencias deja paso al newsmaster, una especie de curador de contenidos on-line, capaz de establecer diálogo con los usuarios y mejorar la calidad de su participación, las universidades más que nunca tenemos la obligación de someter a juicio crítico los materiales de lectura y ofrecer una selección de producciones y autores cuya riqueza teórica, coherencia epistemológica, y lineamientos éticos sean inequívocos”. No alcanza con una formación técnico-lingüística. Es fundamental profundizar la discusión sobre la propiedad de los medios caracterizada por la concentración y centralización, y conformada por un circuito de empresas de medios de comunicación, que tienen entre sí alianzas estratégicas y propiedades cruzadas. La sociedad de hoy necesita de un sistema comunicacional plural y democrático, la comunicación mediática no puede quedar únicamente en manos de las grandes corporaciones.

¿Qué habilidades necesita tener un periodista para ser competitivo en el mercado?

Tendrá que tener habilidades multimedia, ser un profesional polivalente, pensar en múltiples pantallas, en diversos soportes y dispositivos, entender la lógica convergente, es decir un auténtico productor transmediático. También es interesante traer al recuerdo una entrevista que le hice en 2004 al gran maestro de la comunicación en Iberoamérica, Jesús Martín Barbero para el libro de la )

¿Cómo han impactado las redes sociales en el periodismo?

Las redes sociales han sacado de su centro a los medios tradicionales, el flujo informativo está pasando ahora por las redes y no por los medios. Hoy es imposible hacer periodismo sino se ausculta en estos escenarios de interacción social. Declaraciones en 140 caracteres e historias con termómetro social conviven y se viralizan en este espacio de intercambio. El surgimiento de la llamada web 2.0, con la inclusión de espacios de expresión que permiten la producción y publicación colectiva, colaborativa, descentralizada y simple a través de blogs y wikis, la irrupción del videoblogging y podcasting (video y audio disponible bajo demanda), las formas de etiquetar y categorizar la información (folksonomías, nubes de etiquetas) y la potenciación de las comunidades y redes sociales y fundamentalmente la aparición y desarrollo de las comunicaciones móviles siguen transformado la sociedad en su faz comunicativa que es nada más y nada menos que la forma de percibir y participar en este mundo. Pero este flujo, trae aparejado nuevos desafíos, en un panorama de tamaña infoxicación resulta importante poder establecer un criterio curatorial, y es ahí donde aparecen nuevos escenarios y nuevas profesiones: el curador de contenidos, quien tiene una responsabilidad no productiva en términos del hacer, sino, seleccionando de manera personalizada, relacionándolos, dotándolos de sentido y vinculándolos a recursos sobre temas específicos para, posteriormente, difundirlos. Otro más conocido es el community manager encargado de crear, gestionar y dinamizar una comunidad de usuarios, que puede traccionar contenidos desde la red social al medio.

¿El periodista promedio sabe lo que es multimedia, lo entiende?

Hay una confusión general sobre la idea de que es lo multimedia. No es simplemente producir contenidos con diferentes lenguajes que se complementen, sino que es una forma integrada convergente, un lenguaje nuevo que implica diversos lenguajes en un todo armónico narrativo. Pensar una producción multimedia es diseñar una estructura narrativa con un alto grado de multimedialidad, hipertextualidad e interactividad en un sistema convergente. El error más común es producir una nota con la misma lógica que para el impreso, luego buscar las palabras claves y enlaces para conectar esas “lexías” y por último buscar un video o imágenes que “ilustren” el artículo o en el mejor de los casos producir un material audiovisual que diga lo mismo que lo expresado en el texto… y realmente se nota. El problema radica en pensar diferente, pensar en multimedia, en otra estructura narrativa, si se quiere más holística, también más compleja, pero no en términos de dificultad sino desde la complejidad.

Los principios de cohesión y coherencia son fundamentales para producir multimedia. La producción gráfica necesita de un texto cohesionado que fluya entre párrafo y párrafo para mantener ligada su superestructura y una idea clara que articule el contenido de forma coherente en su macroestructura. Sin embargo, estamos en una sola lexía. Ahora bien, pero si en vez de una sola lexía se tienen varias de estas, ¿cómo se hace para mantener la cohesión y la coherencia? Pues bien ahora el desafío está no tan solo en la coherencia y cohesión intranodal, sino entre los nodos que componen ese entramado complejo, que ya no es de un solo formato de lenguaje sino que incluye fragmentos en diversos formatos. Pues bien el periodista multimedia no es tan solo un productor de contenidos sino que es fundamentalmente un arquitecto de la información.

Tomado de: http://www.clasesdeperiodismo.com/2011/12/13/el-periodista-hoy-debe-pensar-en-multiples-pantallas-soportes-y-dispositivos/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: